Algunos cambios

Hay algunas cosas que van a cambiar un poco.

Dejo de masterizar Warhammer…

Hasta ahora, principalmente, hemos jugado a Warhammer masterizado por mí. Sin embargo, se me ha acabado haciendo algo pesado. No me apoyo en módulos de partidas ya preparadas y creo yo todos los materiales: guiones, PNJs, dibujos y planos de los lugares y edificios… y es bastante trabajoso. Quiero descansar una temporada.

Dado que el jugador que se sumó a las partidas on line ha masterizado antes Warhammer (más que yo, de hecho) he decido descargar en él este peso y yo me sumo como jugador.

El problema es que las partidas van a empezar a ser presenciales otra vez así que, con el máster en Asturias, no van a ser demasiado frecuentes (las de Warhammer, habrá otras).

… para convertirme en jugador…

En concreto Gal-Alion, un elfo proscrito entre los suyos que se hace conocer como Var-Endil.

Gal-Alion, alias Var-Endil

Se trata de un Alto Elfo de familia noble que aprendió magia en la Torre Blanca de Hoeth.

Allí descubrió saberes ocultos y prohibidos y los estudió a espaldas de sus maestros. Fue descubierto, expulsado de la Torre y es un proscrito entre los suyos (motivo por el que se hace llamar por otro nombre).

Es soberbio, altanero y se cree mejor que sus compañeros (todos los elfos se creen superiores, él, además, es noble y un mago bastante competente), así que no va a ser un compañero querido ni apreciado.

Posee algunos libros de magia robados de la Torre de Hoeth y busca reliquias relacionadas con los saberes por cuyo estudio fue expulsado de ella.

Una característica del mundo de Warhammer es que para ejercer la hechicería hay que estar autorizado y poseer una licencia, y mi personaje, obviamente, no lo está, así que deberé mantener ocultos mis poderes mágicos a mis propios compañeros.

Me quedan pendientes algunos flecos de perfilar con el máster. Creo que mi personaje se merece algún tipo de maldición o estigma por haberse metido a curiosear los libros que no debía. Además, el máster me deja conjurar hechizos un nivel por encima de mi nivel de magia, pero deberé pagar un precio por ello que no me ha concretado.

… y para masterizar Trauma Unit

Sí, Trauma Unit, el juego que compré hace ya tanto y que no hemos jugado apenas.

Seguiré teniendo que preparar los materiales, pero el manual trae más de un centenar de partidas ya ideadas que me servirán como base (ya no tengo que encargarme de los guiones). Además, son partidas más cortas (más fáciles de manejar) y que permiten cambios en el grupo (si un jugador falla, los demás podemos quedar igualmente).